Varices

Índice: 
1- ¿Qué son las varices?
2- Síntomas de las varices
3- ¿Cuáles son las causas de las varices?
4- Factores de riesgo
5- Pronóstico de las varices
6- ¿Se pueden prevenir?
7- ¿Cómo es el tratamiento?

¿Qué son las varices?

Las varices son venas que se dilatan de tal forma que pueden verse en relieve sobre la piel. Estos vasos inflamados suelen manifestarse de un tono morado o azulado y aparecen sobre todo en mujeres, en la zona de la pantorrilla y la cara interna de las piernas.

 

Las venas contienen válvulas que mantienen la fluidez de la sangre hacia el corazón. Cuando las válvulas se debilitan o se dañan la sangre se acumula en las venas.

Aunque el tipo de variz más común es el que aparece en las piernas, también existen otros tipos de venas dilatadas, como las arañas vasculares, que son más pequeñas. Además, las venas dilatadas pueden aparecer en el esófago, en la región anal, como son las hemorroides, o en los testículos, como el varicocele.
 

Síntomas de las varices

El principal síntoma indicador de varices son las venas de color azul oscuro o violeta o las venas que son visibles a través de la piel.

Sin embargo, existen otros indicios de la existencia de venas varicosas:

  • Hinchazón en los tobillos y los pies.
  • Pesadez y dolor en las piernas.
  • Picor en las piernas, sobre todo en la zona de los tobillos.
  • Calambres y punzadas en las piernas.
  • Dolor más agudo después de estar sentado o de pie durante mucho tiempo.

 

Causas de las varices

Las arterias son las encargadas de transportar la sangre del corazón al resto del cuerpo, mientras que las venas tienen la función de regresar la sangre al corazón. Las válvulas deben dejar pasar la sangre y, a continuación, cerrarse para impedir que vuelva.

En muchos casos las válvulas se debilitan y pierden elasticidad, lo que hace que las venas no puedan transportar la sangre normalmente y las venas se dilaten.

Recomiendan evitar el sedentarismo
y mantener una alimentación sana

¿Cuáles son los factores de riesgo de las varices?

  • Edad: con el paso del tiempo ocurre un desgaste natural de las válvulas, lo que permite que la sangre regrese a las venas y se acumule.
  • Sexo: Las mujeres son más propensas a sufrir de la aparición de venas varicosas debido a los cambios hormonales que ocurren con la menstruación, el embarazo o la menopausia. En muchos casos, las pastillas anticonceptivas también influyen en la aparición de varices.
  • Antecedentes familiares
  • Obesidad: existe una mayor presión en las ventas.
  • Permanecer de pie o sentado durante largos periodos de tiempo.

 

Pronóstico de las varices

En algunos casos las venas varicosas no traen ninguna complicación al paciente. Sin embargo, aunque sean poco frecuentes, existen algunos problemas que surgen de las varices:

  • Coágulos sanguíneos: ocurre cuando las venas de la pierna se dilatan y causan dolor o hinchazón.
  • Úlceras: puede ocurrir cerca de las venas varicosas y generalmente se manifiestan en los tobillos. El síntoma principal es una mancha descolorida en la piel.
  • Sangrado: en algunos casos las venas pueden explotar, lo cual requiere de atención médica.

 

¿Se pueden prevenir las varices?

Uno de los mejores métodos para prevenir la aparición de venas varicosas es mantener una buena circulación sanguínea. Para ello es necesario evitar el sedentarismo y llevar una buena alimentación, baja en grasas saturadas. Además, es importante aplicar agua fría en las piernas.

Una vez que las varices han aparecido se puede evitar que empeoren con medidas más o menos similares: no permanecer sentado o de pie durante mucho tiempo, evitar cruzar las piernas, mantenerlas en alto al estar tumbado, realizar actividad física, evitar el sobrepeso y no utilizar zapatos de tacón alto.

Por otro lado, también puede ser útil los masajes en las piernas y la utilización de medias de compresión.

 

 

Tratamiento de las venas varicosas

Actualmente existen varios tratamientos para las varices, que se realizan tanto con fines estéticos como para aliviar los síntomas de dolor y pesadez:

  • La fleboextracción es la cirugía para extirpar las varices de las piernas. Suele realizarse con anestesia general o anestesia raquídea, con la cual sólo se duerme la mitad del cuerpo.
  • La ablación endovenosa de varices es la cirugía que utiliza la radiofrecuencia o el láser para cerrar las varices. Esta cirugía es menos invasiva y más segura que la extirpación de varices.
  • La esclerosis con microespuma ecoguiada es la técnica más reciente que se presenta como alternativa a la cirugía. Consiste en inyectar la espuma en las venas para que éstas se encojan y desaparezcan,

Es importante tratar las varices más allá de una cuestión estética, ya que con el tiempo deriva en un problema de salud y circulación sanguínea.